Allamanda

Familia: Apocynaceae

Especies comunes:

  • Allamanda cathartica
  • Allamanda neriifolia
  • Allamanda violácea

Nombre vulgar:
Alamanda; llamarada.

Origen y diversidad

Género que incluye 32 especies de arbustos perennifclios, rastreros y trepadores de las zonas tropicales de Sudamérica y las Antillas.

Descripción

Las Allamanda son arbustos de hojas aovadas o lanceoladas, de un verde brillante y empleadas en decoración principalmente por sus flores tubulares o acampanadas de colores variados, generalmente amarillos o púrpuras.

Cuidados y mantenimientos

Como casi todas las plantas de origen tropical necesitan unas condiciones muy determinadas.
La temperatura no debe bajar de los 10° C y cuando florecen hay que mantenerlas entre 20°-25° C. con una gran humedad tanto en la tierra como en el ambiente.

El drenaje también hay que vigilarlo, pues si no es bueno las hojas amarillean y caen.

Si la temperatura supera tos 25° C, se colocarán baja las plantas recipientes con 2 centímetros de agua, que habrá que retirar cuando la temperatura descienda.

Exposición

La iluminación tiene que ser abundante, pero con luz tamizada, pues el sol directo es perjudicial para ellas.

Suelo

Necesitan suelos fértiles, debiéndose emplear los preparados comerciales de mayor calidad. Si se desea preparar una mezcla apropiada, ésta constará de: 3 partes de turba, 1 parte de perlita, 2 de vermiculita, de mantillo o humus, y finalmente se añadirá a la mezcla 1 cucharada de carbón vegetal y otra de cal.

Abono y fertilización

Es conveniente un ligero abonado semanal desde 1 mes antes de la floración, hasta el término de ésta.

Pagas y enfermedades

Son muy-sensibles a los tres grandes enemigos de las plantas de interior: la araña roja, los pulgones y la mosca blanca. Se combatirán enérgicamente nada más detectarlas, pues si no la planta puede morir en poco tiempo.
Consejos útiles:
Durante la primavera, las ramas del año anterior deben someterse a una poda que deje sólo 1 ó 2 nudos por rama. Así se favorecerá el desarrollo subsiguiente.

Reproducción

Se multiplican por esquejes al final de los meses fríos.

Uso ornamental

Formando arriates en el invernadero o en grandes macetas con soportes para los tallos, en habitaciones caldeadas y que no tengan grandes oscilaciones de temperatura.

Si hay calefacción no hay que olvidar disponerlas sobre recipientes con agua, o realizar frecuentes pulverizaciones.

Suscribirse Aquí

Nuevo: Síguenos en Google Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.